Cómo dejar de arrancarse el pelo

La tricotilomanía es un trastorno de control de impulsos (ICD) que involucra fuertes deseos de arrancarse el pelo de uno mismo. Un trastorno de control de impulsos es un tipo de trastorno psicológico.

Los médicos solían creer que la tricotilomanía era rara. Pero este pensamiento está cambiando, como expertos están obteniendo una mejor comprensión de la enfermedad y cada vez más gente busca ayuda. La tricotilomanía afecta a más mujeres que a hombres. La mayoría de las personas que la padecen la desarrollan durante la adolescencia. Pero la tricotilomanía puede comenzar en niños tan pequeños como de 1 año de edad.

Cómo dejar de arrancarse el pelo

Los médicos no saben con certeza qué causa la tricotilomanía. Algunos piensan que podría estar relacionado con el trastorno obsesivo-compulsivo TOC. Ambas implican comportamientos repetitivos.

Los expertos creen que los comportamientos compulsivos como arrancarse el cabello puede ser causado por un desequilibrio en la química del cerebro. Los neurotransmisores son un tipo de sustancia química del cerebro que forman una parte normal del centro de comunicación. Cuando algo interfiere con el funcionamiento de los neurotransmisores, puede causar problemas como conductas compulsivas o repetitivas.

Algunas personas con tricotilomanía dicen que notan sensaciones en su cuero cabelludo o piel. Por ejemplo, puede haber una sensación de hormigueo que sólo puede ser eliminada por la tracción, como la sensación de alivio que viene de rascarse una picazón. Algunas personas dicen que notan una sensación de satisfacción cuando se arrancan el pelo. Otros ni siquiera se dan cuenta cuando lo hacen y lo hacen sin pensar.

Cualquier alivio que viene cuando te arrancas pelo por lo general sólo dura un momento. El impulso casi siempre regresa. Eso es porque cuando la mente nos utiliza para ceder a los impulsos poderosos que van acompañados con conductas compulsivas, el comportamiento se ve reforzado y a continuación, se convierte en un hábito. La mente se queda atrapada en un ciclo de espera para tener el impulso satisfecho. Cuanto más tiempo esto siga así, más difícil puede llegar a ser para ti resistir la tentación.

Te proponemos 50 formas para que dejes de arrancarte pelo.

1. Ponte un pañuelo cuando te vayas a la cama.

2. Hazte un calendario con etiquetas. Cada día que pase sin que te arranques ningún pelo, añade una etiqueta al cuadro. Cuelga este gráfico de pegatinas en una habitación donde te sueles arrancar más pelos.

3. Prémiate después de varios días (u horas) sin arrancarte pelos.

4. Sé paciente contigo mismo.

5. Únete a un grupo de apoyo.

6. Habla con otras personas con tricotilomanía.

7. Humedécete el cabello. Esto hará que te sea muy difícil para tirar de los pelos, ya que estarán más resbaladizos.

8. Aprende lo que tu cuerpo necesita en vez de tirar de ellos. Fíjate si tu cuerpo está cansado, hambriento, somnoliento, emocionado, etc. Luego te tienes que decir a ti mismo en voz alta lo que necesitas y hacerlo.

9. Hazte miembro de TLC.

10. Estimula tus sentidos. Muchos de nosotros, tiramos de los pelos por la sensación que nos reporta esta acción. En lugar de tirar de los pelos, intenta hacer otras cosas para estimularlos, como lavarte el cabello, frotar tus labios con hilo dental o con una cadena (esto te irá bien si sueles frotarte el pelo con los labios) y masajea el cuero cabelludo.

11. Evita la cafeína antes de acostarte. A menudo, cuando estás en la cama antes de dormir, es cuando más pelos te arrancas. Debido a los efectos de la cafeína te mantienes despierto más tiempo y aumenta la ansiedad.

12. Cómprate un juguete contra el estrés. Por ejemplo, una pelota de goma para poderla apretar.

13. Encuentra otras cosas que hacer con las manos, como hacer punto, ganchillo o punto de cruz.

14. Utiliza una sudadera con capucha cuando te vayas a la cama como una barrera a la tracción.

15. Ve a ver a un psicólogo que realice terapias cognitivas-conductuales.

16. Prueba la hipnoterapia.

17. Ponte pequeñas metas razonables. Como no voy a tirarme del pelo durante las próximas tres horas. A continuación, ponte una meta más larga.

18. Mira tu pelo a través del espejo todos los días con las manos detrás de tu espalda. Mira fijamente en el espejo hasta que la ansiedad de tirar haya disminuido. Esto se llama terapia de exposición y funciona.

19. Mírate en el espejo todos los días para ver como ha crecido. Siéntete orgulloso de tu duro trabajo.

20. Cepilla tu pelo en vez de tirar de él.

21. Ten una actitud positiva.

22. Si tiras un poco del pelo no te rindas al respecto, sólo vuelve a intentarlo.

23. Utiliza el dicho "cada pelo pertenece en mi cabeza" y repite esto una y otra vez hasta que las ganas de tirar cesen.

24. Mantente ocupado, demasiado tiempo de inactividad puede ser peligroso.

25. Ayuda a los demás, que a su vez te ayudarán a ti.

26. Lee todo lo que puedas en Internet sobre la tricotilomanía y los planes de tratamiento para hacerle frente.

27. Mira programas y documentales sobre la tricotilomanía para aprender nuevas técnicas.

Cómo acabar con la tricotilomanía

28. Utiliza perfume en tus manos para que te des cuenta cuando tu mano vaya tirar de los pelos.

29. Ponle nombre a los pelos que quieras arrancar. Suena tonto, pero para algunos funciona.

30. Pasa menos tiempo en las áreas de tu casa en las que tengas más costumbre de arrancarte el cabello.

31. Escribe en un diario tus sentimientos.

32. Busca un cabello que haya en tu casa y míralo a diario. Para muchas personas la visión del cabello puede provocar ganar de tirar del pelo. Pero mirar sólo un pelo todos los días puede reducir la ansiedad. Esto a la larga hará que la ansiedad disminuya.

33. Lee libros de texto sobre la anatomía del cabello. Esto funciona igual que el consejo 32.

34. Juga con plastilina.

35. Tome un largo baño para aliviar la ansiedad.

36. Utiliza una peluca durante todo el día, hasta que te vayas a la cama. A continuación, ponte un pañuelo. (Utilízalo durante las dos primeras semanas, más o menos y luego confía en ti mismo lo suficiente como para quitártelo).

37. Cuida tu cabello. Apreciar el pelo que tienes te proporcionará el coraje que necesitas para permitirle que crezca más. Esto significa que debes cepillar tu cabello todos los días, lavarlo por lo menos una vez al día, si es posible. Debes otorgarle el respeto que le corresponde a tu cabeza.

38. Pon las pinzas en un armario hasta que las necesites para el aseo, no para la tricotilomanía. Si tienes muchas pinzas en casa, tíralas todas y compra una sólo cuando tu tricotilomanía esté bajo control.

39. Imagina tu vida sin tricotilomanía y con el pelo sano.

40. Ponte loción o gel en tus manos para que te sea más difícil captar el vello que deseas arrancar.

41. Coloca notas o post-it por toda tu casa que te digan "no" o refranes de inspiración sobre cómo evitar tirar del pelo en lugares donde normalmente te los arrancas.

42. Lleva una goma elástica alrededor de tu muñeca para que la puedas romper cada vez que quieras arrancarte cabello.

43. Ponte un brazalete de cuentas para que puedas tocarlo cada vez que te empieces a poner nervioso.

44. Levanta pesas. Tus brazos estarán demasiado cansados ​​para querer arrancar.

45. Coge una mascota. A veces, sólo con el hecho de pasar tus manos sobre la piel de un animal de compañía puede estimular la misma sensación que necesitas para aliviar la ansiedad.

46. Medita.

47. Hazte fotos de tus calvas, imprímelas y cuélgalas en las habitaciones dónde más pelos te arrancas. Al ver estas imágenes no querrás tirar, verte los puntos calvos suele provocarte una sensación de terror.

48. Dile a tus amigos y familiares que te avisen si te ven arrancarte pelos o si estás a punto de arrancarte.

49. Corre la voz sobre la tricotilomanía. A veces hablarle a la gente acerca de esta condición puede ayudarte a cambiar.

50. Por último, pero no menos importante aprende a amarte a ti mismo. Sólo entonces se puede empezar a sanar.