Cómo dejar de estar afónico

Varias condiciones médicas pueden causar una voz ronca o afonía. Estos incluyen un resfriado o una gripe, el uso excesivo de la voz o una infección de garganta grave.

Cómo dejar de estar afónico

La ronquera a veces viene acompañada por dolor, aunque algunas personas sientan poca incomodidad. Afortunadamente, hay diferentes formas de tratar la afomía y recuperar tu voz. Si tu voz ronca persiste después de intentar un auto-tratamiento, debes visitar a tu médico para que pueda determinar el origen del problema.

Cosas que necesitarás

  • Agua.
  • Medicación para el resfriado.

Instrucciones

Paso 1

Descansa la voz. La lucha contra el impulso de hablar es difícil. Pero si quieres recuperar tu voz, dejar descansar las cuerdas vocales es tu mejor opción. Debes dar a tus cuerdas vocales la oportunidad de sanar y la ronquera probablemente desaparecerá en un día o dos.

Paso 2

Trata los síntomas de la alergia y del resfriado. Una voz ronca puede ser resultado de una reacción alérgica o de un resfriado. No existe una cura para el resfriado común. Sin embargo, tomar un medicamento sin receta puede aliviar los síntomas y ayudarte a recuperar tu voz. Además, los medicamentos para la alergia pueden frenar una reacción y así deshacerte de la afonía. Toma todos los medicamentos según las indicaciones. Consulta a tu médico antes de tomar cualquier medicamento sin receta si tienes problemas médicos actuales o si estás tomando algún medicamento recetado.

Paso 3

Mantente alejado de humo o polvo. Si eres sensible a la contaminación atmosférica, evita las áreas con polvo o humo. Estos entornos producen aire seco, que puede irritar las cuerdas vocales y producir ronquera.

Cómo dejar de estar afónica

Paso 4

Habla en voz baja. Si tienes que utilizar tu voz, hazlo en voz baja. Cuando susurras no ejerces presión sobre las cuerdas vocales y promueve la curación. Por otro lado, tratar de hablar en un tono de voz normal o gritar puede causar una lesión mayor y prolongar el proceso de curación.

Paso 5

Bebe mucha agua. Mantén las cuerdas vocales húmedas. Esto puede curarte la ronquera. Bebe varios vasos de agua durante el día. Si es posible, mantente alejado del alcohol o la cafeína. Estas bebidas pueden resecar la garganta y las cuerdas vocales y empeorar la afonía.

Paso 6

Si tu voz no vuelve a la normalidad en un par de semanas, el problema puede ser más grande que una reacción alérgica o un resfriado simple. Llama a tu médico y pídele una cita. En casos raros, la ronquera puede indicar reflujo ácido o una enfermedad de la garganta.