Cómo dejar de estornudar

Hay muchísimos factores que pueden desencadenar estornudos. Ya se trate de una alergia al polen o moho o estás sufriendo de un resfriado o una gripe. Los estornudos contínuos pueden dejar tu nariz dolorida e irritada.

Cómo dejar de estornudar

Contra más inflamadas estén tus fosas nasales, más vas a estornudar, por lo que el círculo nunca se detiene. Mientras que muchos medicamentos sin receta pueden ayudar a detener los estornudos, muchos tienen efectos secundarios como la somnolencia. Los remedios naturales, por otro lado, pueden ayudar a detener los molestos estornudos sin que te sientas aún más incómodo.

Estornudar puede ser molesto, pero en realidad es un mecanismo de protección que ayuda a expulsar los alérgenos e irritantes de tu cuerpo. Las alergias, caspa de animales, el humo del tabaco, el moho, el polvo, el polvo de madera, el polen y otros irritantes son las causas más comunes de los estornudos. El clima frío, la humedad y los cambios de temperatura, agua de lluvia, los olores fuertes, alergias a los alimentos, algunos medicamentos y otros factores también pueden causar el estornudo.

El estornudo es acompañado a menudo por otros factores como la falta de concentración, fatiga, secreción nasal, irritación nasal y ojos enrojecidos. Los estornudos no suelen ser un problema grave, pero si te ocurren de forma continua, pueden ser muy frustrantes y molestos. Hay muchos remedios caseros simples y fáciles para el alivio de los estornudos. A continuación te mostramos algunos de ellos:

Ortiga

Bebe una taza de té de ortiga o toma suplementos de ortiga. Estos están disponibles en forma de cápsulas en las tiendas naturistas. La ortiga ayuda a aliviar la congestión y la picazón de la nariz que por lo general precede a los estornudos.

Manzanilla

Tómate una taza de té de manzanilla. La manzanilla es un antihistamínico natural y un sedante suave. Bebe una taza antes de acostarte para ayudarte a dormir mejor.

Antihistamínico natural

Toma un antihistamínico natural. El estornudo es por lo general una respuesta inmune a un exceso de histamina en el cuerpo. La vitamina C es un antihistamínico natural, así que bebe muchos zumos naturales de cítricos, entre los que se incluyen los de naranja y pomelo. También puedes hacerte una limonada fresca, porque los limones también contienen vitamina C.

Miel y limón

Hay dos ingredientes que puedes agregar a tu té, la miel y el limón. La miel es un antibactericida leve, mientras que el limón nos aportará un valor añadido de vitamina C. Ambos te ayudarán a reducir no sólo los estornudos, sino también otros síntomas tanto de la alergia, como del resfriado.

Cómo parar de estornudar con remedios naturales

Complementos de quercetina

Puedes comprar los complementos de quercetina en tu farmacia o tienda de alimentos saludables. La quercetina es un flavonoide natural presente en el té negro, las manzanas, las cebollas rojas y los tomates, entre otros alimentos. Si no puedes encontrar la quercetina en forma de pastillas, la puedes comer directamente de los alimentos que contienen el compuesto como los que te hemos propuesto anteriormente. La quercetina tiene el poder de detener la producción de histamina en nuestro cuerpo.

Agua

El agua corriente puede ser un buen remedio para dejar de estornudar. Antes de nada, debes lavarte las manos. Cuando las tengas limpias júntalas y ponlas en forma de cuenco debajo del chorro de agua. Introduce tu nariz en tu pequeña piscina y mantente en esta posición todo el tiempo que puedas.

Deja correr el agua y repite tantas veces como quieras, especialmente si sigues estornudando. Seca el exterior de tu nariz con una toalla o papel. También puedes dejar que se seque al aire. Puedes notarla muy sensible, incluso puedes experimentar un ligero cosquilleo en la garganta, pero los estornudos habrán desaparecido.

Baño de vapor

Al igual que el remedio anterior, cuando estás estornudando mucho, meterte en una bañera con agua caliente o en una ducha cuando hay mucho vapor en el baño, puede calmar los estornudos y las vías respiratorias.

Aceite de menta

Si el estornudo es debido a una congestión nasal, las propiedades antibacterianas del aceite de menta pueden ayudarte. Hierve un poco de agua y agrega cinco gotas de aceite de menta. Cubre tu cabeza con una toalla y respira el vapor procedente de la olla hirviendo. La inhalación del vapor despejará tus vías nasales.

También puedes inhalar el vapor del agua hirviendo mezclada con unas gotas de aceite de eucalipto para obtener alivio de los estornudos inducidos por la irritación nasal y los resfriados.

Té de hinojo

El hinojo tiene propiedades antibióticas y antivirales naturales que pueden ayudarte luchar contra cualquier infección del tracto respiratorio superior, incluyendo los estornudos.

Hierve una taza de agua, agrega dos cucharadas de semillas de hinojo machacadas y tapa la olla. Remoja las semillas durante 10 a 15 minutos y luego cuela el líquido. Bebe dos tazas de este té al día para reducir la frecuencia de los estornudos.

En la preparación de té de hinojo, nunca debes hervir el agua después de la adición de las semillas a la misma. Ya que esto destruiría los aceites naturales del hinojo.

Pimienta negra

Algo tan simple como la pimienta puede ser la solución a los estornudos y a la secreción nasal. Mezcla media cucharada de pimienta en polvo con agua tibia. Bébela dos o tres veces cada día. Hacer gárgaras con agua tibia mezclada con pimienta también ayuda a deshacerte de los virus y los gérmenes del resfriado. También puedes comer sopas y ensaladas mezcladas con pimienta negra.

Jengibre

El jengibre es uno de los remedios caseros más antiguos y eficaces para el tratamiento de diferentes problemas virales y nasales incluyendo estornudos.

Puedes tomar 1 a 2 cucharaditas de extracto de jengibre dos veces al día hasta que dejes de estornudar o cortar un pequeño trozo de raíz de jengibre en rodajas finas, ponerlas en una taza de agua y hervirlas durante unos minutos. Añádele un poco de miel para mejorar su gusto y bebe el té antes de irte a la cama. Esto evitará que estornudes durante la noche.

Ajo

El ajo tiene capacidad suficientes para luchar fácilmente contras las infecciones respiratorias del tracto superior debido a sus propiedades antibióticas y antivirales naturales. Se puede utilizar internamente o externamente para detener los estornudos excesivos causados por una infección de gripe común.

Puedes aplastar cuatro o cinco dientes de ajo para hacer una pasta fina y luego inhalar su fuerte fragancia. Esto te ayudará a despejar los conductos nasales y te ayudará a respirar con más facilidad. También es útil incluir el ajo en tu dieta. Puedes añadirlo a tus sopas, ensaladas y muchos otros platos. Es un condimento excepcional.

Consejos

La fabricación de tu propio té con hierbas secas es mejor que comprar bolsas de té. Las hierbas secas son más fuertes y te proporcionarán más de los compuestos curativos que necesitas para detener tus estornudos.