Cómo dejar de jugar a la ruleta

Cómo dejar de apostar y de jugar

La adicción al juego es brutal y altamente destructiva. Esta adicción tiene muchas consecuencias que van desde la quiebra, la pérdida del empleo, depresión, ansiedad, pérdida de amigos y familia .. y por supuesto, el suicidio. Por eso es importante que el adicto deje de jugar a juegos de azar o de apostar con la finalidad de minimizar el daño.

Cómo dejar de jugar a la ruleta

No hay nadie que esté fuera del alcance de la ludopatía o de la adicción al juego. Puedes ser joven, viejo, rico, pobre, mujer, hombre, educado, inculto, etc. Nadie es intocable. A esta adicción no le importa lo inteligente, lo rico o lo amable que seas. Una adicción a los juegos de azar envía a la gente a la cárcel, causa importantes problemas sociales y de ocupación, inestabilidad mental, crisis emocional, devastación financiera e incluso la muerte. Cuando una persona con esta adicción no se detiene, las consecuencias son realmente devastadoras.

Los estudios han demostrado que la adicción al juego tiene la tasa más alta de suicidio que todas las otras adicciones combinadas. Esto es más probable debido a las consecuencias financieras y a la deuda por el juego.

Cuando las personas dejan de beber… dejan de beber y muy probablemente pueden reanudar sus vidas. Esto no quiere decir que no haya consecuencias duraderas por el consumo de drogas o de alcohol… las hay, pero la mayoría de los adictos a las drogas, al alcohol, a la comida o al sexo no se destruyen financieramente y no tienen deudas que pagar durante toda su vida.

Aquí es donde la adicción al juego es diferente. Puede afectar a la vida de un adicto en los años venideros. Por eso es tan importante obtener ayuda ahora y encontrar la manera de seguir adelante con tu vida, recuperar tu vida y la autonomía de ti mismo para mejorar.

No es fácil dejar el juego cuando se tiene una adicción al juego o un problema con el juego. Sin embrago, hay algunas formas en las que puedes ayudarte a ti mismo antes de que tu vida caiga en ruinas y llegues a un punto de no retorno. Aquí hay 10 formas para ayudarte a dejar de jugar para que puedas recuperar tu vida y restaurarte de una manera sana de pensar y de vivir.

1. Toma una decisión en un día determinado, despiértate y piensa: No voy a jugar más. Decide por qué no vas a jugar. Si tienes que hacerlo, piensa en una hora concreta. Comprometerte contigo mismo en un momento dado que no vas a jugar, está bien. Programa tu día de una manera muy estructurada de modo que no tengas tiempo libre. Esto realmente puede ayudarte mucho, ya que no tendrás tiempo para jugar.

2. Encuentra algo en ese momento para reemplazar tu juego. Una de las maneras de dejar el juego es ser capaz de encontrar sustitutos saludables que sustituyan tus actividades de juego. El ejercicio, ir de compras, salir con amigos o cocinar. También puedes alquilar una película o escuchar música tranquila o leer un poco. Cualquier cosa y me refiero a cualquier cosa para no volver a los juegos de azar. Tu objetivo es detener el juego o al menos comenzar a reducir el daño del juego.

3. Recuerda la sensación cuando dejas el casino o has perdido un montón de dinero en un casino on-line o a través de las apuestas deportivas. Piensa en lo mal que te sientes cuando pierdes mucho dinero. Recuerda los sentimientos que experimentas en ese momento y permítete sentir el desaliento cuando estás teniendo pensamientos sobre volver a jugar. A veces, estos sentimientos pueden imitar exactamente cómo te sientes después de una borrachera de juego. Esto realmente puede disuadirnos de salir y hacer una apuesta.

4. Lee todo lo que puedas acerca de la adicción al juego. Aprende acerca de los diferentes tipos de juegos de azar y sobre todo del tipo de juego al que sueles jugar. Averigua qué tipo de jugador eres y si tienes un problema con el juego y has cruzado la línea invisible. ¿Eres un jugador de escape o un jugador de acción? Estudia algunos de los factores desencadenantes, ya que esto puede ayudarte mucho.

5. Compra libros de autoayuda para la adicción al juego. La auto-hipnosis para problemas de juego también puede serte útil. Además, puedes unirte a algún foro de adicción al juego o a las apuestas.

6. Es posible que quieras asistir a alguna reunión de Jugadores Anónimos más cercano a tu domicilio. También hay un programa online de autoayuda llamado "Smart Recovery". Hay otro programa llamado 12 pasos, pero este programa no es para todos. Esto no significa que no puedes unirte a otro grupo de apoyo. Contar con el apoyo de otros jugadores puede ser una pieza importante de tu recuperación.

Cómo dejar de jugar a juegos de azar

7. Pide a un miembro cercano de tu familia que gestione tu dinero. Si no tienes dinero, serás menos propenso a ir impulsivamente y jugar. Esto puede ser difícil, pero es un paso importante en tu recuperación. Además, no te permitas tener acceso a los cajeros automáticos o tarjetas de crédito. Tienes que tener sólo una pequeña cantidad de dinero en efectivo para limitar la tentación de gastar el dinero en el juego.

8. Haz una lista de cómo tu problema con el juego ha afectado a tu vida de una manera negativa. Escribe todo lo que puedas en este orden. Haz dos columnas, una en el lado derecho y otra en el lado izquierdo. En el lado derecho escribe cómo va a mejorar tu vida cuando dejes de jugar. En el lado izquierdo describe cómo tu problema con el juego ha afectado a tu vida de una manera negativa.

9. Habla con un consejero sobre tus deudas de juego para aliviar la presión financiera y encontrar la manera de resolver los problemas financieros causados ​​por el problema del juego. Esto es importante, debido a que la tensión financiera por las deudas de juego puede conducirte de nuevo a los juegos de azar si no se tratan. Esta es la consecuencia más fuerte y más poderosa de este problema. Lo importante es que hay ayudas disponibles. Asegúrate de utilizar una agencia de ayuda de deudas sin fines de lucro y no una con fines de lucro.

10. Consulta con un asesor especializado en adicciones, especialmente en los juegos de azar y habla con esta persona acerca de tu problema. Esto es realmente importante, porque si tu adicción es severa, tendrás todo el apoyo para poder dejar de jugar ahora.

En general, la adicción al juego es una de las adicciones más difíciles de combatir. Es también una de las más peligrosas, debido a la alta tasa de suicidios que se relacionan con ella.

Si tienes un problema con el juego, trata de dejar de jugar ahora o al menos trata de reducir los daños por el juego al mínimo. Pon obstáculos entre tu camino y los juegos de azar, como por ejemplo, una autoexclusión en los casinos. Esto puede ayudarte mucho.

Cuando acabes con tu adicción al juego, tu vida va a mejorar y lo más importante es que vas a poder recuperarla.

Cómo dejar de jugar a la ruleta

Nunca deberías empezar a "jugar a la ruleta por diversión". Una vez empiezas a jugar a la ruleta y te crees que puedes ganar dinero con ella, corres el riesgo de volverte adicto al juego.

Piensa que la ruleta no es una forma fácil de conseguir dinero. Puedes perder muchísimo dinero con ella. El dinero que apuestes en la ruleta, debería ser sólo dinero del que puedas prescindir, que no te haga falta para cubrir ni tus necesidades ni las de tu familia. Dinero que podrías tirar a la basura. La gente que utiliza el dinero que necesita para pasar el mes, corre el riesgo de quedarse sin comer.

Si piensas que puedes vencer a la ruleta, arruinarás tu vida. Contra más dinero juegues en la ruleta durante tu vida, más dinero vas a dar al casino. Es verdad que a veces puedes ganar, pero ten muy presente esta verdad: La banca siempre gana.

Aléjate de los casinos tanto como puedas. Si te es imposible alejarte del problema por ti mismo, busca ayuda psicológica y date de alta como ludópata para que te prohiban la entrada en las salas de juego.

Cómo dejar de ir al casino

Los casinos son una parte de la vida para muchas personas, pero algunos jugadores, como algunos bebedores, no saben cuándo parar. Nada es peor que ir a la quiebra, sobre todo cuando estás jugando en un casino, pero hay muchas cosas que puedes hacer.

Nunca pidas dinero prestado ni lleves mucho dinero en efectivo. Lo más inteligente que puedes hacer para dejar de ir a los casinos es que te declares ludópata o adicto al juego, de esta forma vetarán tu entrada y no podrás acceder. Es importante que acabes con tu adicción, ya que es una de las más peligrosas. En la sección anterior te mostramos cómo.