Cómo dejar de mentir

Muchas personas mienten desde que son pequeñas. Mienten en el trabajo, a las personas que quieren, a todo el mundo en general para conseguir simpatía y atención.

Cómo dejar de mentir

Muchas de estas personas se dan cuenta de su problema cuando se quedan solas. Cuando se quedan sin amigos, sin trabajo, etc. por las mentiras contínuas.

¿Qué causa la mentira compulsiva?

Hay muchas razones por las cuales alguien podría mentir compulsivamente. Una de ellas puede ser para conseguir atención y sentirse especial. Muchos mentirosos mienten acerca de que están enfermos. Esto a veces se conoce como síndrome de Munchausen, una condición en la que la "víctima" finge una enfermedad, dolencia o lesión con el fin de ganar cualquier ventaja material o la atención de otras personas.

La gente puede mentir porque:

  • Han tenido un mal comportamiento o han hecho algo que está mal pero aún así quieren quedar bien frente a los demás.
  • Para esconder realmente los sentimientos hacia otra persona.
  • Para controlar a otras personas. La gente puede mentir acerca de cuánto poder/status tienen y luego amenazar a la gente con ese poder ficticio e influencia.
  • Para un auto-engrandecimiento, para parecer maravillosos, especialmente dotados, más interesantes o emocionantes, ya sea a través de un sentido de inadecuación o por un exceso de autoestima.
  • A través de la pura fuerza de la costumbre. "La mentira es tan fácil como respirar".

Debido a que estás leyendo esto, presumo que estás harto de mentir compulsivamente. Así que aquí están algunas ideas para ayudarte a empezar a ser más honesto.

1. Sé honesto aunque los demás no lo sean

De nada sirven las excusas cuando estás tratando de decir la verdad. En un reciente "escándalo acerca de los gastos" del Reino Unido, muchos políticos tramposos se defendieron por haberse embolsado dinero público diciendo que: "Todos los demás lo habían estado haciendo" De alguna manera, la mentira se ha vuelto más aceptable e incluso esperada cuando los demás también lo hacen.

En definitiva, tú mismo sabes lo que es y lo que no es honesto con independencia de lo que haga tu grupo. No te escondas detrás de la excusa de la mentira generalizada.

2. Recuerda que la verdad es a menudo más fácil

"Di siempre la verdad. De esa forma, no tendrás que recordar lo que digiste". Mark Twain.

Mentir es una trampa real. Hay que recordar demasiadas cosas y sin importar como hayas elaborado una mentira, finalmente acaban pillándote. Es un gran alivio y descanso no mentir. Cuando elimines todas las mentiras de tu vida, te darás cuenta que la vida se vuelve mucho menos estresante al instante.

Cómo dejar de decir mentiras

3. Saber qué es mentir

Es tan fácil mentirnos a nosotros mismos acerca de lo que es mentira y lo que no lo es. No decir toda la verdad y permanecer en silencio es una forma de mentir: "mentir por omisión". De la misma forma, la gente puede asumir que no hacer lo correcto no es lo mismo que hacer las cosas mal. No pongas excusas para ti mismo. No decir la verdad, es estar mintiendo.

4. Deja de mentir compulsivamente para proteger tu reputación

Aparte de todas las consideraciones éticas, la mentira no funciona. Y sobre todo a largo plazo. Una vez que te hayan desenmascarado como un mentiroso habitual, la gente dudará de todo lo que digas. No te van a considerar una persona seria. Puede ser imposible que tus propios amigos y familiares vuelvan a confiar en ti.

Lincoln dijo: "Si alguna vez pierdes la confianza de tus conciudadanos, nunca podrás recuperar tu respeto y estima".

Detente y piensa: Puedes darte a conocer con la verdad por delante, cuando se pierde la confianza de la gente, se pierde el poder de ser escuchado por otras personas. Recuerda el cuento del niño que no paraba de gritar: ¡Lobo!.

5. Deja de mentir compulsivamente

Muchas personas que mienten lo llevan haciendo tanto tiempo que se convierten en verdaderos maestros de la mentira. Si practicas cada día, cada hora del día durante muchos años, tu vida entera se vuelve una mentira. La gente que conoces, no te conoce a ti mismo, conoce la mentira que has creado.

Empieza diciendo "pequeñas verdades", siendo honesto aquí y allá, cuando normalmente no lo serías. Por ejemplo, si conoces a alguien nuevo, al que normalmente mentirías acerca de tus orígenes, de tus estudios, trabajo, etc. Di la verdad acerca de ti, dónde te criaste, a qué escuela fuiste... Verás como todo se vuelve más fácil. Este es el primer paso para crear un buen hábito.

Comienza haciéndote una promesa a ti mismo: Tienes que decir tres cosas verdaderas sobre ti mismo cada día a la gente con la que hablas y te relacionas.

6. Deja de mentir compulsivamente acerca de tus sentimientos. Sé honesto con tus necesidades emocionales

Gran parte del comportamiento humano está motivado inconscientemente por la necesidad de satisfacer las necesidades emocionales. Todos tenemos necesidad de sentirnos seguros y protegidos, cuando tenemos esto queremos tener la atención de los demás. Queremos sentir emoción, enamorarnos, tener intimidad con una persona, relacionarnos con los demás. Todo esto hace crecer nuestra autoestima y así sucesivamente. Ahora piensa en momentos en los que hayas mentido de forma compulsiva; momentos en los que las mentiras parecen haber salido de la nada.

¿Cuál fue la verdad oculta detrás de la mentira? ¿Querías sentirte incluido en un grupo? ¿Querías que la gente pensara bien de ti, dar una buena impresión? ¿Querías sentirte amado? ¿Querías sentir emoción? Piensa en la verdaderas razones con el corazón en la mano.

Mentir para conseguir satisfacer tus necesidades vitales es una forma de robo. Querer ganar el amor, el respeto de los demás o autoestima, sin poner verdaderos esfuerzos en ello, es como robar de alguna manera.

Piensa en algunas formas reales en las que puedes conocer honestamente estas necesidades de auto-importancia, seguridad o lo que esté detrás de tus mentiras.

7. Utiliza la auto-hipnosis para dejar de mentir compulsivamente

Para las personas con este hábito, las mentiras forman parte de ellos. Es una reacción "instintiva". Trabajar hipnóticamente el problema tiene un gran efecto. La persona tiene que experimentar hipnóticamente un tipo de situación en la que diría típicamente una mentira y ensayar mentalmente diciendo la verdad sin importar si es menos "colorida" o emocionante. Cada vez que lo hagas, sentirás una enorme oleada de alivio.