Cómo dejar de oler mal

Si hace calor, has hecho ejercicio físico o te sientes nervioso o excitado, es posible que inocentemente levantes el brazo y te quedes casi noqueado por el olor de tus axilas. Y si tú mismo te estás dando asco, imagina cómo se siente esa pobre gente que te rodea. El mal olor de las axilas puede ser embarazoso. Lo que es más, puede causar problemas en las relaciones sociales y profesionales.

Cómo dejar de oler mal

Algunos científicos creen que hace mucho tiempo, el olor de las axilas ayudaba a atraerse entre sí a los seres humanos. Pero es obvio que para la mayoría de nosotros, este tipo de atracción ha desaparecido de nuestra cultura.

Hoy en día, hay una gran gama de productos y remedios caseros para combatir el olor de las axilas. Hay 10 formas neutralizar el olor de tus axilas.

En las personas sanas en general, no es el propio sudor de la axila lo que apesta. Los culpables son las bacterias que se alimentan del sudor que está fabricado por las glándulas apócrinas especializadas que se encuentran en las axilas, el cuero cabelludo y en el área de la ingle. A estas bacterias les encanta este sudor graso que se libera cuando la gente tiene calor, hace ejercicio o están nerviosos. Cuanto más tiempo permanezcan las axilas cálidas y húmedas, más bacterias se alimentan y liberan el mal olor en el proceso.

El término médico que describe el sudor crónico con mal olor es bromhidrosis. Producir demasiado sudor se denomina hiperhidrosis y esa condición puede hacer que el problema del mal olor empeore. La primera línea de defensa es obvia, deshacerse de las bacterias y del sudor.

Lávate con jabón desodorante

Las duchas o los baños son cruciales para la destrucción de estas bacterias, tal vez más de una vez al día cuando el clima es cálido o si eres especialmente activo. El jabón desodorante contiene ingredientes antibacterianos y puede ayudarte con el problema. Las toallitas húmedas son otras de las cosas favoritas para las bacterias, por lo tanto, no las utilices.

Desodorantes y antitranspirantes

Los productos desodorantes y antitranspirantes son líderes de venta por una razón: Ayudan a muchas personas. No todos estos productos funcionan de la misma manera. Los desodorantes combaten las bacterias que se alimentan de tu sudor. Muchos añaden aroma para que huelas fresco y delicado o viril y robusto. Pero su función principal es hacer que la piel de debajo de los brazos sea inhóspita para las bacterias.

Los antitranspirantes detienen la producción de sudor del que las bacterias se alimentan. Tienen ingredientes como sales de aluminio que se conectan a las glándulas sudoríparas. Muchos de ellos también contienen algunos ingredientes que combaten las bacterias y/o algún olor, pero su objetivo principal es mantener las axilas secas.

En las instrucciones de algunos productos antitranspirantes extra-fuertes se recomienda que se utilicen en el momento de acostarse. Durante el sueño, la piel de una persona es más receptiva a los ingredientes de protección. Debido a que los ingredientes son absorbidos, los efectos duran todo el día, incluso después de la ducha de la mañana.

Aunque no se ha encontrado ninguna relación clara, algunas personas están preocupadas porque las sales de aluminio de los antitranspirantes pueden causar problemas de salud. Los aromas y otros ingredientes presentes en los desodorantes pueden irritar la piel de algunas personas. Los productos desodorantes comercializados como "naturales" o "verdes" tienen menos probabilidades de irritar la piel.

Remedios caseros para eliminar el mal olor

Hay algunos remedios caseros que pueden ser eficaces en la lucha contra el mal olor de las axilas. Algunas personas apuestan por ellos. Estos son los siguientes:

Cómo dejar de tener mal olor

Hamamelis

El hamamelis es un arbusto grande o un pequeño árbol que es nativo del este de América del Norte. Desde hace tiempo se cree que tiene poderes mágicos, tal vez porque sus pequeñas flores amarillas aparecen en otoño, cuando el clima se pone más frío y se abren en los días cálidos de invierno. Los nativos americanos y los primeros colonos utilizaron el hamamelis en muchos remedios caseros para tratar contusiones, dolores musculares e inflamaciones de la piel.

El hamamelis no es mágico, pero sus propiedades astringentes lo convierten en un luchador de olores eficaz. Tiene la capacidad de contraer los tejidos, ayudando así a reducir la producción de sudor. El refrescante aroma natural de extracto destilado de las hojas, corteza y ramas de hamamelis también ayuda a combatir los olores desagradables de las axilas.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ha sido utilizado como un limpiador natural y desodorizante. Se utiliza para limpiar la suciedad de ollas y sartenes, el acero inoxidable sin rayarlo y limpiar microondas sin dejar rastros químicos desagradables. También reduce los olores en las cajas de arena para gatos y la gente suele dejar una caja abierta de bicarbonato de sodio en el refrigerador, para absorber los olores desagradables. Además, el bicarbonato de sodio es uno de los primeros productos en la limpieza de los dientes. Muchas personas también lo agregan al agua para darse baños suaves y relajantes.

El bicarbonato de sodio no te impide sudar, pero sus propiedades neutralizantes y amortiguadoras eliminan las bacterias. Algunas personas se espolvorean generosamente con bicarbonato de sodio después de la ducha. Otros sugieren poner bicarbonato de soda en un paño limpio, húmedo y luego aplicarlo a las axilas.

Utiliza ropa de tejidos naturales

Elige tu ropa con cuidado para ayudar a mantener el olor de las axilas a distancia. Los tejidos naturales, como el algodón y la lana, son una excelente opción, ya que son conocidos por su capacidad para mantener la circulación del aire y la humedad a raya. Las camisetas de algodón te dan mucha confianza durante todo el día.

La última innovación en ropa deportiva para la eliminación del olor es la adición de plata, conocida por su capacidad para neutralizar las bacterias. Sin las bacterias que causan el olor, tanto tu ropa como tú, permaneceréis frescos y libres de olores.

Eliminar el vello de las axilas

El olor de las axilas puede mantenerse durante más tiempo o aparecer antes si tienes vello corporal en esa zona. Considera la eliminación o recorte tu vello en las axilas. El pelo que crece de forma natural apoya el crecimiento de las bacterias que causan el olor.

Incluso si decides no afeitar el vello de las axilas, asegúrate de que te lavas el pelo a fondo para evitar que las bacterias que causan el olor se multipliquen y provoquen un aroma desagradable.

Dieta contra el mal olor

Si hacemos caso al dicho de "eres lo que comes", resulta que tus opciones de alimentos pueden tener un impacto en la forma en la que hueles. Si estás tratando de luchar contra el olor corporal, mantente alejado de los alimentos como el ajo, curry y la cebolla. Incluyen una sustancia volátil sulfúrica que se puede llevar en el sudor. El queso azul, col y vinagre también pueden contribuir a un olor corporal desagradable. De hecho, si un alimento tiene un fuerte aroma antes de comerlo, lo más probable es que pueda permanecer en tu sistema bastante tiempo después de haberlo comido.

Comer carne roja también puede resultar en un mal olor característico. Si quieres hacer todo lo posible para prevenir el mal olor de las axilas, come pescado, pollo, verduras y frutas frescas, evita los condimentos fuertes y asegúrate de beber mucha agua. Te alegrarás de haberlo hecho.