Cómo dejar de pensar en alguien

¿Quieres saber cómo dejar de pensar en alguien? ¿Quieres saber cómo detener la falta alguien? Lee este artículo porque voy a responderte a estas dos preguntas. Generalmente, cuando queremos dejar de pensar en alguien, tratamos de empujar los pensamientos, detenerlos, negar que los tenemos o distraernos a nosotros mismos con otros pensamientos.

Cómo dejar de pensar en alguien

Como puedes haber llegado a descubrir, estas tácticas no suelen dar los resultados que queremos y no nos ayudan a dejar de pensar en la persona en la que estamos pensando. Te voy a presentar una nueva táctica que es probable que sea mucho más eficaz que las que hemos nombrado. Pero, antes vamos a hablar acerca de cómo dejar de pensar en alguien, sólo te voy a explicar brevemente lo que es que alguien te falte.

Lo que parece ser la causa de la falta de alguien

Si alguien estaba contigo porque te quería y ya no está contigo, puede parecer como si esa persona faltase, es un resultado directo producido por la decisión de esa persona de no estar contigo y de dejarte de querer. Parece como si la falta de alguien es una reacción automática a no estar con alguien a quien amas y es una reacción de la que es imposible escapar. Parece que cuando alguien a quien amas te deja, lo echas de menos. No hay ninguna opción en la materia. La sensación de falta alguien parece estar directamente creada por no estar cerca de alguien a quien amas.

Pero, ahora es el momento de examinar esta hipótesis.

La verdadera causa de la falta de alguien

Déjame hacerte una pregunta, ¿Qué haces para divertirte? Tómate un momento para pensar en algunas de las cosas que más te gustan hacer. Por ejemplo, tal vez te guste ver películas, tal vez te guste comer postres y dulces, tal vez sea ir a bailar, tal vez sea practicar algún deporte o tal vez lo que más te guste sea jugar con tus hijos.

Si echas de menos a alguien, debes participar en alguna actividad que realmente te gustes, ¿serías capaz de divertirte o disfrutar de ti mismo? En otras palabras, ¿eres capaz de divertirte y ser feliz cuando estás involucrado en estas actividades a pesar de que la persona que amas no esté allí? Sí, es casi seguro que todavía seas capaz de divertirte al hacer algo que te gusta.

Al participar en las actividades que te gustan, eres capaz de disfrutar de ti mismo porque estás distrayéndote a ti mismo de los pensamientos que te hacen infeliz. Por lo tanto, si la persona que amas ya no está aquí, pero aún así, puedes ser feliz simplemente por la distracción de los pensamientos, entonces es claro que tu sentimiento de falta no es creado por la circunstancia fáctica de que esa persona ya no esté contigo. Si tu sentimiento de falta de alguien fue creado directamente por una persona a la que no le gustaba estar en ese tipo de actividades y distracciones contigo, entonces estarías obligado a tener este sentimiento de falta de esa persona durante el tiempo que no estuviera allí contigo y no serías capaz de escapar de este sentimiento simplemente distrayéndote de tus pensamientos.

¿Puedes ver cómo alguien que te falta a alguien que no le gusta hacer esa actividad contigo? Cuando se piensa en alguien que ha decidido por su propia voluntad que no desea estar aquí contigo, lo puedes echar de menos. Pero, cuando no estás pensando en esa persona, simplemente no lo echas de menos. La sensación de falta de alguien se acaba creando el pensamiento de que esa persona quiere estar allí pero que no lo está.

Para entender la forma de dejar de pensar en alguien, es necesario entender por qué piensas en esa persona.

Permitidme decir esto: no hay ningún problema en pensar en alguien. No es que no debas hacerlo o que no sea bueno. Pero, si quieres saber cómo dejar de pensar en alguien, entonces primero hay que entender por qué estás pensando en esa persona. Si no entiendes por qué estás pensando en alguien, entonces es muy, muy difícil dejar de pensar. Al final terminarás tratando de empujar tus pensamientos hacia afuera, en lugar de abordar directamente la causa de por qué estás pensando.

Entonces, ¿por qué piensas en esa persona? Cuando se trata de relaciones, que es la situación más común en la que nos encontramos cuando queremos dejar de pensar en alguien, la razón por la que pensamos sobre la persona en cuestión es porque pensamos que seríamos más felices si estuvieran aquí con nosotros. La razón por la que sigues pensando en él o ella o sobre la falta de ellos es porque crees que serías más feliz si estuvieran junto a ti.

Cómo dejar de pensar en una persona

¿Estás pensando en alguien porque piensas que serías más feliz si estuviera contigo?

Para probar esto, piensa en un momento en que lo estábais pasándolo bien, mientras que la persona a la que has perdido no está aquí. En el momento que estabas pasándolo bien, eras feliz y disfrutabas de ti mismo, ¿estabas pensando en la persona que te has perdido? No, casi seguro que no. Esto es porque cuando ya estás satisfecho, no hay ninguna razón para pensar en la persona a la que has perdido.

Pero cuando estás ahí sentado, no te sientes particularmente feliz o simplemente no haces nada para serlo, tu mente se pasa devolviéndote los pensamientos una y otra vez a tu cabeza mostrándote cómo serías más feliz si estuvieras con esa pesona y eso te hace estar pensado constantemente en lo mismo.

Si piensas que serías infeliz si estuvieras con la persona en la que estás pensando, ¿quieres seguir pensando en él o ella? No, casi seguro que no. ¿Ves cómo es eso cierto?

Cuando estamos pensando en alguien, lo que hacemos es recordar un momento de placer (o momentos felices) de nuestro tiempo con ellos y luego pensamos que (a menudo inconscientemente) "Yo sería más feliz si estuvieran aquí". Pero vamos ahora a examinar esta importante premisa "Yo sería más feliz si estuvieran aquí".

1. ¿Siempre fuiste feliz y estuviste satisfecho cuando estaba contigo?

¿Siempre fuiste feliz cuando estabas con la persona a quien echas de menos? ¿Todos los momentos junto a esa persona eran agradables? ¿Hubieron algunos momentos vividos con esa persona en los que te sentiste preocupado por sus pensamientos? ¿Hubieron algunos momentos en los que estuvieras muy enfadado con esa persona, te sintieras juzgado, te sintieras resentido porque no te sentías suficientemente apreciado, te sintieras incómodo porque estabas tratando de complacer a esa persona?.

Cuando estás pensando en cómo te gustaría ser más feliz si esa persona estuviera aquí contigo, estás pensando en un momento o momentos específicos de placer que viviste, pero piensa que aunque volvieses con esa persona no sólo vivirías momentos felices, piensa que también hubieros de infelices, tensos, de nerviosismo... Si traes a la persona en cuestión de nuevo a tu vida, vas a traerlo todo de vuelta. Vas a traer la preocupación, el resentimiento, la desilusión, el tener que defenderte de falsas acusaciones, volver a hacer cosas que no te gustan y todas esas cosas van junto con los momentos de diversión. ¿Cierto?

Así que voy a hacerte la siguiente pregunta: ¿Sabes con absoluta certeza que serías más feliz si la persona en la que piensas estuviera junto a ti? ¿Es posible que no habría más infelicidad en tu vida si regresara otra vez? Sólo haciéndote estas preguntas te puedes ayudar a descubrir "Yo no sé en realidad si sería más feliz si esa persona estuviera aquí de nuevo".

2. ¿Pueden hacerte más feliz otras cosas nuevas que entren en tu vida?

Tal vez tu experiencia con la persona en la que estás pensando casi siempre fue maravillosa y llena de felicidad. Pero, esa experiencia ha terminado ahora. Ahora, tienes una nueva experiencia en tu vida. En otras palabras, tu experiencia en la vida ahora es diferente porque ya no tienes a esa persona en tu vida.

¿Estás 100% seguro que no vas a ser más feliz estabdo solo? ¿Es posible que la pérdida de esa persona te permita pasar más tiempo con amigos, hacer nuevos amigos o pasar más tiempo haciendo lo que más te gusta, tus aficiones? ¿Es posible que puedas encontrar a alguien con quien vas a poder disfrutar mucho más que con la última persona? ¿Se puede estar absolutamente seguro de que estas cosas no son posibles? ¿Es posible que todas estas cosas podrían terminar haciéndote más feliz que lo que lo serías con la persona en la que has estado pensando? ¿Es posible que algo maravilloso te pase ahora que ya no está en tu vida? ¿Puedes pensar en un par de cosas buenas que te hayan pasado desde que no estás con esa persona?

Si crees que es posible que puedas ser más feliz ahora que estás solo que cuando estabas con esa persona, ya no tienes que seguir estancado en tus pensamientos. Realmente no lo puedes saber a ciencia cierta que la felicidad absoluta era junto a aquella persona.

3. ¿Podría tu infelicidad motivarte para que empezaras a trabajar en ti mismo con el fin de hacerte más feliz?

La infelicidad que ahora sientes por la pérdida de la persona a la que querías es un efecto a muy corto plazo. ¿Es posible que esta infelicidad que estás experimentando haya provocado que empieces a examinar tu infelicidad, a cuestionar lo que te hace infeliz, para descubrir qué pensamientos causan tus emociones no deseadas y descubrir la forma de abordar estos pensamientos y que a la larga, te harán mucho más feliz en la vida?

En otras palabras, la mayoría de nosotros vamos por la vida suponiendo que las circunstancias y los acontecimientos externos nos hacen felices e infelices. Pero, la verdad es que nuestros pensamientos acerca de las circunstancias y los acontecimientos externos causan todas nuestras emociones. Y, si aprendes cómo hacer frente a estos pensamientos, los pensamientos que normalmente te hacen infeliz, te van a hacer significativamente más feliz en tu vida. Es posible que la infelicidad que estás experimentando por la pérdida de alguien haga que visualices pensamientos que no sabías que tenías.

4. ¿Podrían haberte pasado cosas "malas" si estuvieras aún con esa persona?

¿Es posible que si estuvieras aún con esa persona, tal vez te hubiera podido ocurrir algo malo? ¿Es posible que te hubiera engañado? ¿Es posible que la relación se habría vuelto vieja y aburrida? ¿Es posible que te hubieras vuelto más celoso o cada vez más preocupado acerca de si esa persona todavía te quería? ¿Es posible que si estuviera aquí, te estaría impidendo hacer algo realmente maravilloso e importante para ti? ¿Es posible que acabaras siendo mucho más infeliz si estuviera aquí?

No puedes saber si algo de esto hubiera sucedido o no. Son todo suposiciones, no sabes, ni sabrás lo que podría haber pasado.