Cómo dejar de querer

Cómo dejar de querer a alguien

Si no puedes dejar de pensar en esa persona, ésta no devuelve tus llamadas o mensajes o te ha dicho que ya no quiere estar contigo, continuar con esta tortura sólo puede dañarte aún más.

Cómo dejar de querer

Hay todo tipo de razones por las que la gente se queda atrapado en malas relaciones, pero sentirse "enamorado" es muy común. Mientras que yo estoy a favor de disfrutar del maravilloso sentimiento del "enamoramiento", es necesario cuestionar una relación cuando no estás siendo correspondido.

Puedes pensar que tu pareja está actuando de una forma particular debido a vuestras peleas. O bien, que tener una relación a veces significa sacrificar cosas con el fin de ayudar a tu pareja. Esto es cierto, pero también es cierto que todo el mundo merece ser respetado y tratado bien. Por lo tanto, si tu pareja es habitualmente verbal, física o emocionalmente abusiva (o incluso aunque sólo te falta al respeto), la relación no es saludable para ti. Lo mismo que si tu pareja te ignora regularmente. La elección de permanecer en la relación también debe ser considerada si esa persona hace algo perjudicial para ti.

Puedes tener problemas también si tu pareja te ha estado dando señales de que está haciendo su vida sin contar contigo. Podrías estar ignorando este hecho porque todavía crees que estás enamorado, por el miedo al rechazo o el miedo a estar solo. Por desgracia, el rechazo de tu pareja sólo hace que cada vez te esfuerces más y más y centres todas tus energías en salvar esa relación, despreocupándote de ti mismo. Esto sólo puede conducirte a ser rechazado una y otra vez.

Si te sientes identificado con estas situaciones que se han descrito anteriormente, ¿qué vas a hacer?

A pesar de que ya sabes que la situación no es saludable, debes decidir si estás dispuesto a dejar de querer a esa persona. Es evidente que te encuentras en un difícil conflicto acerca de la situación. Pero piensa, ¿vale la pena seguir sufriendo?

Si tu respuesta es no, es muy recomendable que comprendas verdaderamente que es lo que te motiva a querer quedarte en esa situación. A continuación considera lo que te hace pensar que sería una buena idea alejarte de esa persona. Dedícale el tiempo que sea necesario. Piensa en cómo te beneficiaría y cómo te perjudicaría. Habla de este tema con tus amigos y con la gente que te quiere. Explícales qué es lo que sientes y qué es lo que te preocupa, que te escuchen y te apoyen es crucial. La decisión sólo la puedes tomar tú mismo. Esperamos que, con el tiempo y apoyo, tomarás la decisión correcta para ti, para tu salud mental y bienestar.

Si quieres poner fin a la relación, pero sientes que no estás listo para hacerlo, he aquí algunos consejos que te pueden ser útiles:

  • Recuérdate a ti mismo lo que puedes ganar al dejar a esa persona.
  • Reconoce tus sentimientos y sé compasivo hacia ellos, tanto como lo haría con un amigo que está pasando por lo mismo.
  • Cuenta con la ayuda de los amigos para apoyar tu decisión; Debes poder confiar en tus personas queridas cuando te sientes débil.
  • Encuentra formas de llenar tu tiempo con el apoyo de amigos y actividades significativas.
  • Date tiempo. El tiempo todo lo cura. Un día sin darte cuenta, ya lo habrás superado y con suerte estarás en una relación más saludable.

Todo esto suena sencillo, pero los asuntos del corazón no lo son. Siempre necesitan tiempo, esfuerzo y la voluntad de trabajar las complicaciones de tu situación particular.

Cómo dejar de querer a alguien

Cómo dejar de estar enamorado

El amor se supone que es una gran emoción que nos lleva a experimentar sentimientos de felicidad, momentos de convivencia inolvidables y tal vez flores y joyas, también. Desafortunadamente, la realidad es que el amor a menudo provoca un gran dolor. Te enamoras de personas que no te aman, tu pareja idealizada te puede dejar o te encuentras suspirando por alguien que te trata fatal. Pero hay esperanza. Aunque no existe una solución rápida para arreglar un corazón roto, hay cosas que puedes hacer para que sea más llevadero.

Hay un montón de razones por las que puedes querer dejar de amar a alguien, pero las dos principales son que tus sentimientos no son correspondidos o porque te tratan mal. Te puede parecer que el amor es indomable, pero la investigación psicológica demuestra que hay formas de domarlo. El amor activa partes de nuestro cerebro que también se activan con la cocaína y los cigarrillos.

Por lo tanto, hay muchos científicos que apuestan por tratar el enamoramiento de la misma forma que se trataría una adicción. Pero, ¿cómo evitar que pienses en esa persona? No puedes simplemente tirar tus recuerdos en una caja y cerrarla con llave. A continuación te decimos cómo:

  • 1. Si eres incapaz de no pensar en esa persona, haz hincapié en sus características negativas (Todos las tenemos). A largo plazo te sentirás afortunado por haber salido de esa relación.
  • 2. Reflexiona sobre el hecho de que las relaciones no pueden funcionar a menos que ambas personas estén dispuestas a hacer que funcionen. A la larga, nunca habría funcionado.
  • 3. Encuentra a alguien más. No hay mejor forma de olvidar a alguien que encontrar a alguien más para ocupar tu atención. Pero ten en cuenta que por lo general, las parejas de transición no terminan siendo parejas permanentes.
  • 4. Mantente ocupado. No te dejes tiempo libre para pensar.

Cómo dejar de querer tu ex

Es muy difícil de dejar de querer a una persona con la que has compartido tu vida. Pero la buena noticia es que es posible dejar de amar a un ex. Continúa leyendo y te decimos cómo puedes hacerlo:

  • Es complicado dejar de querer a tu ex-pareja si la ves todos o casi todos los días. Cuando una relación se rompe, lo mejor, si aún hay sentimientos de por medio, es poner tierra entre los dos. Debes reducir el contacto, esto no sólo se refiere a dejaros de ver en persona, sino a también las llamadas, mails y mensajes.
  • Crea una lista con todos los defectos de tu ex y los problemas que teníais. Escribe también las razones por las que vuestra relación nunca hubiera llegado a buen puerto. La primera y más obvia de todas es porque esa persona te ha dejado de querer o simplemente ya no te ama como pareja.
  • Abre los ojos y date cuenta que el mar está lleno de peces. No pienses que te vas a quedar solo. Quizás ahora mismo no es el momento para intimar con alguien, ya que tienes el corazón roto, pero ten por seguro que cuando sanes, volverás a conocer a alguien. Piensa que la próxima vez que empieces una relación, estarás más preparado, tendrás más experiencia, sabrás lo que buscas en una persona y lo más importante, sabrás lo que no quieres.
  • Recuerda el momento de la ruptura. Piensa en todo lo que pasó cuando rompistéis y escríbelo. Apunta también cómo te sentiste. Es una forma de ser consciente y de creértelo.
  • Haz cosas que te gusten. Seguro que dejaste de hacer algo que hacías y que te encantaba cuando empezaste esta relación. Es el mejor momento para seguir con tu hobbie. No te detengas ahí. Prueba cosas nuevas que tengas ganas de experimentar.

Cómo dejar de querer a alguien que no te quiere

Querer a alguien que no te quiere es uno de los sentimientos más desgarradores que hay, ya que es algo que no puedes controlar, no depende de ti. No puedes obligar a alguien a que te ame. El amor surge o no surge. Como no es algo que esté en tu mano, lo primero que debes hacer es dejar de estar enamorado de esa persona. Sigue leyendo que vamos a darte unos consejos que te pueden ayudar.

  • Sé sincero contigo mismo. El desamor duele mucho. Aceptar que tienes el corazón roto es el primer paso para iniciar el proceso de curación.
  • Céntrate en lo negativo de la persona. Ya sabes perfectamente lo bueno, es el momento de conocer lo malo.
  • Deshazte de cualquier recuerdo que te lleva a pensar en la persona.
  • Encuentra formas creativas para dejar de pensar en esa persona. Todo vale.
  • Piensa en todo lo que has dejado pasar por esperar que esa persona se enamorara de ti.
  • Sal y diviértete. Vuelve al terreno de juego.
  • No te avergüences de haber amado y no haber sido correspondido. Piensa que amar es de valientes. Cuando abrimos nuestro corazón al amor, estas cosas pueden pasar.