Cómo dejar de ser tímido

La timidez típica consiste en tener miedo a conocer gente nueva, falta de confianza en uno mismo y en determinados casos y situaciones un profundo sentimiento de "invisibilidad" o en otras ocasiones, sentirse demasiado visible. La buena noticia es que puedes deshacerte de toda o al menos casi toda tu timidez con estos 5 pasos.

Cómo dejar de ser tímido

Me gustaría compartir contigo algunos de los consejos y técnicas que pueden ayudarte. Ahí van:

1. Visualiza al exterior, alejado de tu timidez

La timidez nos hace egocéntricos. Es un hecho, no se está juzgando a nadie. Las personas tímidas pueden sentir que no tienen "nada que decir", que para hablar deberían tener historias increíbles que contar y ser el alma de la fiesta. Pero considera esto:

La gente te quiere cuando los encuentras interesantes. La superación de la timidez no se consigue de pronto pensando que eres genial. Se trata más de olvidarte de ti mismo y de enfocar tu interés hacia el exterior.

Haz preguntas y cultiva una verdadera curiosidad. Si estás en una fiesta con extraños, intenta conectar con la gente de la forma que todo el mundo se conoce. Puedes hacer preguntas como: "Yo vivo por aquí cerca ¿Eres amigo de Ana? ¿Os conocéis del club de tenis?". Estas preguntas:

  • Te dan algo de qué hablar. Te permiten romper el hielo.
  • Da a la gente una oportunidad de hablar acerca de ellos mismos (algo que suele encantar).
  • Te permite no prestarte atención a ti mismo.

Hasta que la timidez se desvanezca completamente, el siguiente consejo también te ayudará.

2. Prepárate adecuadamente

Una vez que la timidez se haya ido, no tendrás que hacer esto; pero mientras todavía seas tímido, debes practicar la preparación de los temas de conversación. Si tienes una idea del tipo de personas que van a estar en una reunión, prepara algunos temas. Si a muchos de ellos les gusta navegar, busca en Google: "club náutico local", descubre las rutas locales de navegación, prepara unas cuantas preguntas sobre la navegación...

Si eres tímido en el trabajo, lee noticias interesantes durante el fin de semana y añádelas a la conversación el lunes.

Adquiere el hábito de recordar lo que la gente te ha dicho para poder hacer referencia a esa información en futuros temas de conversación: " Hey Lucas, ¿sabes que dijiste que querías ver esa película?, pues yo la vi anoche y..." o :"Laura, me han dicho que a tu hija le encanta el circo, al parecer, la semana que viene llega un nuevo circo a la ciudad y dicen que es...".

Cómo superar la timidez

Pero la superación de la timidez, no se trata sólo de hablar más.

3. Envía las señales adecuadas

Las personas tímidas son a menudo mal diagnosticadas como hostiles, distantes o inaccesibles. La timidez puede hacernos parecer todas estas cosas.

La investigación ha demostrado que cuando nos encontramos con personas que sonríen y miran directamente, nos parecen más atractivas. Y la gente es un 86 % más propensa a entablar conversaciones con extraños en la calle si están sonriendo.

Otro de los beneficios es que la sonrisa, incluso cuando no tienes ganas realmente de sonreir, te hace sentir mejor, lo que puede conducir a una sonrisa real.

Un punto importante aquí: Si sonríes a alguien y no te devuelve la sonrisa, no es tu problema. No podemos hacer que alguien acepte nuestra simpatía por la fuerza bruta. Ellos se lo pierden.

4. Concéntrate en que las otras personas se sientan cómodas

Cuando te centras en acabar con el miedo de otras personas, sin darte cuenta estás derrotando al tuyo propio. Por lo tanto, si te centras en hacer que los otros se sientan cómodos al hablar contigo, sin darte cuenta, tú mismo te sentirás más cómodo. Sé sensible cuando hables con alguien y percibe si es tímido o está ansioso y trabaja para ayudarle a sentirse más relajado.

5. Aprende a controlar la ansiedad

La timidez es en realidad un tipo de ansiedad social. Administra tu ansiedad a través de:

  • Exhalar más larga y profundamente que inhalar. Extender la exhalación ayuda a relajar el cuerpo y mente muy rápidamente. Una vez que te sientas más relajado, al instante te sentirás más sociable.
  • Ensaya el tener confianza. Ensayar mentalmente que eres más sociable y estás más relajado tiene resultados asombrosos. Acuéstate en un lugar cómodo, concéntrate en respirar profunda y lentamente e imaginar viéndote a ti mismo en la próxima situación social. Debes parecer relajado, cómodo e incluso hablador. Te sorprenderá de cómo esta preparación "auto-hipnótica" afectará a la forma en que realmente te sientas cuando llegues allí.

Y, por último, ayúdate a "acabar" con tu timidez poniéndote en tantas situaciones sociales como te sea posible. Construimos el temor en torno a lo que evitamos; por lo que la búsqueda de situaciones que harían que te sintieras tímido, puede ayudarte a poner fin a la timidez en tu vida.