Cómo dejar de tartamudear

Si te estás preguntando cómo detener la tartamudez, seguramente eres tartamudo y no sabes cómo dejar de serlo, ¿verdad? La tartamudez es un problema del habla embarazoso que puede destruir la confianza de alguien y la posibilidad de lograr algo.

Cómo dejar de tartamudear

Aquí hay algunos métodos probados científicamente para detener la tartamudez. Sigue los métodos, practica una y otra vez y consigue tu objetivo: Detener la tartamudez para siempre.

Visualiza los pensamientos y las palabras que quieres decir para detener la tartamudez

Este es un método probado científicamente para detener la tartamudez. La investigación ha demostrado que, algunas funciones cerebrales irregulares pueden ser la causa potencial de la tartamudez. Los mapas en el cerebro consiguen transformar los pensamientos en palabras y luego se expulsan al exterior en forma de expresiones. Los logopedas piensan que la visualización de las palabras es la forma más eficaz y segura de detener la tartamudez. Cada vez que hablas, debes dibujar una imagen mental antes de abrir la boca. La técnica de la visualización mejora la confianza del interlocutor, aumenta la fluidez y ayuda a decir la frase exacta sin tartamudear.

Graba tu conversación

Cuando estás hablando con alguien muy íntimo y conocido, graba la conversación. Puedes hacerlo fácilmente. Seguro que tienes un teléfono móvil, ¿no? Sí, está bien. Activa la opción de grabación de voz y coloca el móvil en el bolsillo o junto a ti. Intenta olvidar que tu voz se está grabando mientras hablas. Una vez termines la conversación, reprodúcela y señala donde realmente tartamudeas. Trabaja esa parte. Este método funciona increíblemente bien para detener la tartamudez.

No ocultes tu tartamudeo

Seguro que siempre que puedes, evitas hablar. Esa es una mala opción. Si quieres corregir tu problema, tienes que hablar más a menudo, cada vez que tengas la oportunidad. Habla, habla y no pares de hablar. Es vital practicar. Ocultar tu problema no es la solución, es totalmente al revés, para detener la tartamudez necesitas practicar. Cuanto más intentas ocultar tu tartamudez, más la abrazas.

No intentes hablar rápido

No es porque seas tartamudo, incluso una persona no tartamuda también se atrabanca y tartamudea cuando intenta hablar muy rápido. Cuando intentamos hablar rápido muchas veces perdemos la precisión, la fluidez y el volumen de nuestra voz. Pero cuando un tartamudo acelera su discurso, sin duda va a perder la coherencia y a su vez da como resultado la tartamudez. Hablar lentamente es la mejor práctica para detener la tartamudez y es un método probado. El hablar lentamente te permite planificar y dibujar las palabras en la mente antes de pronunciarlas.

Lee en voz alta

Practicar la lectura en voz alta es un método muy eficaz para detener la tartamudez. Normalmente, cuando vas a decir algo, primero tienes que pensar en las palabras que vas a pronunciar y esto te puede crear ansiedad. Cuando estás leyendo algo en voz alta ya que no tienes que planificar nada o pensar en las palabras, porque sólo estás leyendo. La lectura puede excluir no solo la necesidad de pensar en las palabras, sino que también minimiza el nerviosismo y la tartamudez. Por lo tanto, debes seguir practicando siempre que puedas el método de lectura en voz alta para detener la tartamudez.

Cómo dejar de gaguear

Respira larga y profundamente y relájate

El nerviosismo, la ansiedad y la timidez causan tartamudez en muchos casos. La relajación y los ejercicios de respiración son las mejores prácticas para prevenir el tartamudeo. Algunas personas que no son tartamudas también hacen ejercicios de respiración antes de dar un discurso o de leer un libro en voz alta. Cierra los ojos y respira hondo. Una vez hecho esto ya estás listo para empezar a hablar o a leer. Antes de tu discurso, si sientes que tu mandíbula está apretada y sientes la tensión en tu cuerpo, haz inmediatamente un ejercicio de respiración.

Consejos sobre cómo detener la tartamudez

Práctica diaria

La mayoría de las veces los tartamudos pierden la concentración y dejan de practicar los métodos a mitad de camino porque el proceso de desarrollo es muy lento. Por lo tanto, ten presente que para detener la tartamudez debes seguir practicando.

Objetivos

Establece algunas metas a corto plazo para detener la tartamudez. Sigue con la técnica de grabación de la conversación.

Ve a un terapeuta

En caso de tartamudez severa, consulta a un terapeuta de lenguaje profesional. Este profesional médico puede hacer que el proceso te sea fácil.