Cómo dejar de vomitar

1. Consulta a un médico si es necesario

Busca atención médica si la persona presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • No puede retener líquidos o alimentos durante más de 24 horas.
  • Tiene fiebre con dolor abdominal.
  • Presenta signos de deshidratación (mareos, micción oscura, fatiga).
  • Es incapaz de tomar los medicamentos que toma normalmente.
  • Cuando las náuseas o vómitos se deben a la cirugía, medicamentos contra el cáncer, cinetosis o enfermedad por movimiento, síntomas del embarazo o vértigo.
Cómo dejar de vomitar

2. Autocuidado para las náuseas

  • Haz que la persona beba pequeñas cantidades de agua, bebidas deportivas o líquidos claros.
  • La persona tiene que descansar, relajarse y comer alimentos blandos como pan y galletas.

3. Autocuidado para los vómitos

  • Haz que la persona beba pequeñas cantidades de agua, bebidas deportivas o líquidos claros.
  • No le des alimentos sólidos hasta que los vómitos hayan cesado.
  • Cuando la persona pueda tolerar los alimentos, debe comenzar a comer pequeñas cantidades de la dieta BRAT: bananas o plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado.

4. Seguimiento

  • Si la persona va al médico, éste le hará unas pruebas para determinar la causa de las náuseas o vómitos. Las pruebas pueden incluir un análisis de sangre y radiografías.
  • Dependiendo de la causa, el tratamiento puede incluir líquidos intravenosos y medicamentos.

Todos hemos sufrido alguna vez vómitos y no es divertido. Tal vez se deba al virus de la gripe o tal vez se deba a algo que comiste. Cualquiera que sea la causa, ahora te sientes mareado y enfermo.

Los siguientes datos están diseñados para reducir las molestias y ayudar a aliviar los síntomas lo más rápido posible. Si el vómito es violento o persiste durante más de 24 horas o si tu vómito es con sangre o con aspecto de café molido, consulta a un médico sin demora.

Las náuseas y los vómitos son dos síntomas vagos que pueden ser causados ​​por muchas enfermedades y condiciones. Por ejemplo, si las náuseas son el resultado de una crisis de migraña, el tratamiento para la migraña (con medicamentos, compresas frías, descanso, tranquilidad y oscuridad) también ayuda con las náuseas y los vómitos. Si tu dolor de estómago es causado por el reflujo gastroesofágico, se pueden aliviar tus síntomas tomando un (OTC) medicamento de venta sin receta y hacer cualquier otra cosa que tu médico te haya recomendado que hagas cuando te vienen las llamaradas de reflujo. Por supuesto, hay otras posibles causas de las náuseas y los vómitos.

Remedios caseros y tratamientos para dejar de vomitar

Una vez que hayas identificado la fuente de tu malestar, ya estás en el camino hacia la cura. Te ofrecemos algunos de los mejores remedios caseros para las náuseas y los vómitos.

Remedios caseros para las náuseas y vómitos

A veces se puede predecir y a veces no se puede. Tanto si lo ves venir como si no, las náuseas y los vómitos nunca son agradables. Aquí hay algunos remedios caseros eficaces para la prevención de la regurgitación:

Sigue una dieta líquida. Si tienes malestar estomacal, probablemente no necesitas la carga adicional de la digestión de los alimentos. Toma sólo líquidos hasta que te sientas un poco mejor y hayas dejado de vomitar. Claro, líquidos a temperatura ambiente, tales como agua o zumos de frutas no cítricos y diluidos que son más fáciles de digerir y que también son necesarios para evitar la deshidratación que puede resultar de los vómitos o la diarrea.

Deja que siga su curso. La mejor cura para "gripe estomacal" (que no es realmente "gripe", ya que ésta es una infección del tracto respiratorio superior causada por microorganismos específicos) es el reposo en cama. Contra más descanses, más fuerza tendrá tu cuerpo para luchar contra el organismo invasor.

No bebas alcohol. Como cualquiera que haya sufrido una resaca sabe que el alcohol puede ser muy irritante para el estómago. Si ya tienes malestar estomacal, ahora ciertamente no es el momento de beber. (Y si tu malestar estomacal actual es el resultado de beber alcohol, más alcohol sólo te hará sentir peor). Lo mismo ocurre con los alimentos grasos, alimentos muy condimentados, bebidas que contienen cafeína y los cigarrillos.

Deja que fluya. Lo peor que puedes hacer por el vómito es de luchar contra él, porque el vómito es la forma en la que tu cuerpo se deshace de algo que te está causando daño en el estómago. Tratando de contener el impulso en realidad puedes causar desgarros en el esófago.

Piensa en rosa. Los medicamentos estomacales de venta sin receta que contienen bismuto, como el Pepto Bismol, recubren el estómago y pueden ayudar a aliviar algunas de las molestias que sientes. Evita el Alka-Seltzer y otros productos que contengan aspirina, ya que la aspirina puede irritar el estómago.

Prueba con una compresa fría. Una compresa fría en la cabeza puede ser muy reconfortante cuando estás vomitando. No te va a cortar el vómito, pero puede ayudarte a sentirte un poco mejor.

Mantén el equilibrio de electrolitos. Junto con la sustitución de los líquidos que pierdes a través del vómito, también es importante mantener el equilibrio de sodio y potasio (electrolitos) en tu sistema. Si no puedes mantener los alimentos pasado más de un día, tómate una bebida deportiva como el Gatorade o el Acuarius, entran fácilmente en el estómago y están diseñadas para reemplazar los electrolitos. Trata de diluirlas con agua potable si te molesta el estómago mientras las tomas.

Ciertos alimentos y especias pueden ayudarte a reducir las náuseas y los vómitos:

Alimentos para dejar de vomitar

  • Zumo de arándanos. Evitar los alimentos sólidos durante un día es recomendable cuando estás con náuseas y vómitos, pero no debes renunciar nunca a los fluidos. Bebe jugo de arándano durante tu ayuno. Por lo general es beneficioso y fácil de digerir para tu tracto digestivo.
  • Zumo de limón. Mezcla 1 cucharadita de miel y 1 cucharadita de zumo de limón. Y esta cura viene con una instrucción popular: Sumerge el dedo en la mezcla y chúpalo de manera que tomes la solución despacio.
  • Zumo de lima. Para taponar las náuseas y los vómitos de forma inmediata, mezcla 1 taza de agua, 10 gotas de zumo de lima y 1/2 cucharadita de azúcar. A continuación, agrega 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y bébetelo.
  • Leche. No la bebas directamente. En su lugar, prueba esta receta. Calienta 1 taza de leche hasta que esté caliente pero no hirviendo. Ponla en un bol. Luego coge 1 pieza de pan tostado, ligeramente untado con mantequilla y desmígalo en la leche. Cómetelo despacio.
  • Cebolla. Una cucharada de zumo de cebolla con 1 cucharadita de jengibre rallado, es un gran remedio para las náuseas.

Especias para dejar de vomitar

  • Anís. Esto ayuda a curar las náuseas y los vómitos. Pon un poco de anís en tu té. 1/4 de cucharadita de anís en 1/2 taza de agua hirviendo. Déjalo reposar durante cinco minutos. Cuélalo y bébelo una vez al día. También puedes espolvorear un poco de anís en las verduras suaves tales como zanahorias o calabaza. Si tu estómago tolera las frutas durante o justo después de un episodio de náuseas o vómitos, trata agregar anís a las manzanas o a las peras al horno.
  • Canela. Añade 1/2 cucharadita de canela en polvo a 1 taza de agua hirviendo, cuela el agua y bebe el líquido resultante para las náuseas. No intentes este remedio si estás embarazada.
  • Clavo. Combate las nauseas. Prepara una taza usando 1 cucharadita de clavo en polvo en un vaso lleno de agua hirviendo. Cuélalo y bebe el líquido resultante.
  • Comino. Añade a tu taza de té 1 cucharadita de semillas de comino y una pizca de nuez moscada para aliviar problemas de estómago.
  • Hinojo. Machaca 1 cucharada de semillas y añádela durante diez minutos a 1 taza de agua hirviendo. Endúlzala a tu gusto con miel.
  • Jengibre. Sin lugar a dudas, el jengibre es la mejor cura que hay para el estómago. Tomado en cualquier forma, aliviará las náuseas. Prueba el té de jengibre, el pan de jengibre, las galletas de jengibre, etc. Si vas a viajar, llévate palos de jengibre o jengibre cristalizado en vez de píldoras para el mareo o parches. Los estudios demuestran que el jengibre es más efectivo que la poción farmacéutica. No bebas cervezas de jengibre, a menos que tengan un contenido de jengibre real.
  • Menta. El té de menta alivia las náuseas. Pon aproximadamente 1 cucharada de hojas secas de menta en un litro de agua caliente durante 30 minutos; cuélalo y ya puedes bebértelo. No te comas las hojas que has sacado del agua. Sin embargo, comer hojas de menta hervidas puede curarte las náuseas.

Otros productos alimenticios que pueden curar los vómitos

Vinagre. A veces el olor del vómito puede causar vómitos adicionales o la continuación de las náuseas. Después del vómito, enjuaga las partículas que quedan en la boca con 1/4 de taza de agua mezclada con 1/4 taza de vinagre. Los ácidos del estómago en el vómito pueden ser muy duros con el esmalte dental. Simplemente enjuágate la boca, no hagas gárgaras. Esto te refrescará el aliento.

Con estos remedios caseros, tendrás una gran herramienta para prevenir y detener las náuseas y los vómitos. Una vez que tengas tus náuseas bajo control, serás capaz de empezar a comer, beber y recuperarte completamente.